Pintura y Caligr. Jap.

Caligrafía "Ai Ki Do" de Juan C. Aguilar

  

pin-arai

Obra de Juan C. Aguilar

  

Pintura y Caligrafía Japonesa       

Horario: Grupo 1: Miércoles mañana de 12 a 2 –  Grupo 2: Miércoles tarde de 6.30 a 8.30       

Precio: 50 Euros mes / Clases sueltas 15 Euros      

Sensei: Juan Carlos Aguilar:      

Blog pintura: http://juancaguilar.artelista.com       

Blog Aikido: http://aeato.es.tl/      

Clases destinadas a la práctica de la pintura y la caligrafía Japonesa y China. No se rrequiere conocimientos previos de lengua china o japonesa pues se aborda desde una perspectiva artística y estética, y como camino de automejora.      

 Obras de Juan C. Aguilar sensei

Obra de Juan C. Aguilar

  

El El Sumi-e, literalmente: Pintura a tinta, es una técnica japonesa de pintura generalmente monocromática en tinta. Se desarrolló en China durante la dinastía Tang (618–907) y se implantó como estilo durante la dinastía Song (960–1279). Fue introducida en el Japón a mediados del siglo XIV por monjes budistas zen y creció en popularidad hasta su apogeo durante el Período Muromachi (1338 – 1573). El Shodo, es el camino de la caligrafía. Se considera un arte y una disciplina con tanta categoría e importancia como la pintura misma. Proviene de la caligrafía China, y se practica a la manera tradicional usando un pincel, un tintero donde se prepara la tinta china, pisapapeles y papel de arroz.     

Material necesario para las clases      

Imprescindible      

  1. Tinta(sumi) negra: en barra y líquida
  2. Colores (enogu):  “gansai de mizu enogu”  o acuarelas.
  3. Pinceles japoneses o chinos (fude) (unos 5) de varios grosores 
  4. Tintero japonés  (suzuri)
  5. Contenedores de Agua(hissen)  : 2 tazas de porcelana (preferible), dos tarros de cristal o similar. 
  6. Paleta(de porcelana o plástico) con compartimentos
  7. Papel (kami)

     

Accesorios necesarios      

  1. Trapo o papel para secar los pinceles
  2. Lápiz (para esbozo previo en pintura) 
  3. Cucharilla  para poner agua en el Suzuri o tintero. 
  4. Pisapapeles (keisan) que fija el papel a la mesa mientras se caligrafía o pinta 

     

Complementarios (No es absolutamente necesario)     

  1. Sello (inzai) personal de piedra o madera para firma de las obras  
  2. Sellos(inzai)  “de capricho” con motivos diversos, dibujos o ideogramas 

     

Para transportar el material (No es absolutamente necesario)      

  1. Caja de madera para portar todo el material.   
  2. Portapinceles de bambu(fude-maki)   para transportar los pinceles sin que sufra el pelo.
  3. Carpeta o Tubo para transportar pinturas y caligrafías 

     

La mayoría de este material puede ser adquirido en nuestra librería.      

pin-paisaje

Obra de Juan C. Aguilar

  

Artículo aparecido en Diario Sur sobre el profesor Juan C. Aguilar a raiz de una de sus exposiciones:EL ARTE DE LA CALIGRAFÍA Y LA PINTURA ORIENTAL
La afición por la cultura oriental condujo al malagueño Juan Carlos Aguilar a la pintura taoísta. Ahora expone por primera vez sus cuadros en Benalmádena
TEXTO Y FOTOS: ÁLVARO PAYO/PDS / BENALMÁDENA

     

PINTURA ORIENTAL      

EL ‘tao’ es un concepto fundamental para entender filosofías orientales del alcance del budismo ‘zen’ o el propio taoismo. Una explicación fácil y superficial podría relacionarlo con la divinidad de la fe cristiana, aunque sus seguidores prefieren asociarlo a la armonía y el curso de la naturaleza. Tan imposible resulta resumir en unas pocas palabras la esencia del ‘tao’ que los filósofos asiáticos siempre han afirmado que es inviable una aproximación verbal o escrita. En cambio, el arte siempre ha sido un recurso válido para acercarse al ‘tao’. Por ello, al mismo tiempo que nacieron las creencias taoístas en el siglo IV a. C., surgieron las primeras manifestaciones pictóricas. Normalmente, hermosas y escuetas muestras de caligrafía china acompañadas de escenas o anécdotas extraídas del Tao Te Chin, el libro escrito por Lao Tse, fundador del taoismo. Una filosofía que, con el paso de los siglos, ha atravesado fronteras, cautivando el corazón de miles de occidentales. Entre ellos, el del malagueño Juan Carlos Aguilar de la Serna. Aficionado a la pintura desde su infancia, además de experto en artes marciales (imparte clases de Aikido en el polideportivo de Ciudad Jardín), ha conseguido fusionar sus dos pasiones con la pintura taoista. «Desde siempre me ha atraído la cultura y filosofía asiática, aunque en los últimos años he contado con el tiempo suficiente para investigar y familiarizarme con todos los elementos del arte taoísta», explica.
La inspiración para sus cuadros puede surgir en cualquier momento. «La idea puede asaltarme leyendo un libro o contemplando un paisaje, aunque la pintura taoísta no copia directamente la naturaleza: suele trabajarse encerrado en el estudio», aclara. Aunque Juan Carlos no pretende realizar una traslación mimética de este arte. «Simplemente quiero ofrecer la visión de un occidental: no me situo en el plano de un pintor chino pues soy occidental, eso sí, un occidental cuyos intereses estéticos y filosóficos le han llevado a ahondar en arte oriental profundamente», matiza.
Con herramientas chinas Tomándose como única licencia el uso de papel occidental, Juan Carlos emplea tintas y pinceles chinos (mucho más gruesos y elaborados con pelos de animales como el lobo o la oveja) para conseguir la técnica aguada de estas pinturas. «La gama cromática es mucho más limitada: apenas se emplea el blanco y negro. Aunque los pintores taoístas siempre han creído que con tinta china y gama de grises, si hay espíritu, se pueden reflejar todos los colores de la naturaleza», matiza. Los cuadros presentan unas composiciones fundamentalmente horizontales y verticales . «Sucede porque, a diferencia de la pintura occidental, no existe un único punto de atención, sino varios que se reparten a diferentes alturas del cuadro», señala. Aunque el paisaje es el tema más común, también existen retratos, «siempre con cierto toque jocoso, ya que el ‘zen’ tiene un carácter humorístico». Uno de los proyectos más ambiciosos del pintor malagueño es emplear los recursos de la pintura taoísta «para recrear escenas cotidianas nuestras acompañadas de textos en castellano».     

Pintura de Juan C. Aguilar

      

 
Anuncios

4 responses

28 12 2008
Paqui

Me alegra que ésta librería esté abierta, Pedro (amigo de Juan Carlos) , me habló mucho de ella, enhorabuena porque es muy completa. Un saludo.

26 04 2009
Cristina

Estoy interesada po el taller de i ching, me gustarría saber cuánto tiempo dura (nº de semanas, meses…) gracias

27 04 2009
libreria5anillos

La duración del Taller de I Chin está determinada por el método que sigue el profesor D. Jose A. Cantero y que consiste en el estudio de un hexagrama en cada clase, aunque a la vez se adquiera una visión de la obra a nivel general. Como hay 64 hexagramas son en principio 64 clases. Su planteamiento didáctico es hacerlo de forma cíclica y de esta manera cualquiera puede incorporarse al curso en cualquier momento.

29 04 2009
Ramon Alcain

Hola,
estoy muy contento por haber descubierto vuestra librería y espacio CA. Había empezado a estudiar caligrafía china, de manera autodidacta, así que el haberos conocido me da esperanzas de que pueda avanzar más rápido y con más calidad en estas prácticas y, también, en pintura china y japonesa.
Confirmo que me incorporaré el próximo miércoles, supongo que al Grupo 1, de 18:30 a 20:30. Espero también vuestra confirmación. Respecto al material, veo que lo que no tenga puedo adquirirlo en la librería CA.
Un saludo:
Ramón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: